San Agustin ¿Quién fue este Santo?

La figura de San Agustín ha sido una de las más importantes cuando de pensamiento cristiano y práctica filosófica se habla. Lo anterior debido a que fue un hombre de estudios, que revolucionó al cristianismo gracias a sus ideas, y dio cátedra de teología que aún se conserva a día de hoy.

Las ideas y obras que dejó para la posteridad Agustín de Hipona se catalogan de carácter nuevo, fresco y revolucionarios. Ya que tomó un pensamiento antiguo en el que se basaba la fe y lo adaptó a los tiempos de su época. Recibiendo el nombre del mejor pensador cristiano que haya estado en la tierra para la época.

Sin embargo, no siempre fue el filósofo de grandes obras como “La confesión” o “La Ciudad de Dios”, que cambió el pensamiento asociado a la religión cristiana en todas sus facetas. Sino que atravesó una niñez muy fuerte, en la que cometió actos de robos sin sentido y produjo daños a sus seres queridos. Es hasta la llegada del cristianismo a su vida, donde dejó atrás el pecado y se enfocó en la fe espiritual.

San Agustín

Por lo anterior, y mucho más, nos tomamos la molestia de diseccionar por completo a esta gran figura del cristianismo y del pensamiento filosófico inherente a la religión. A continuación, hablaremos sobre quién fue, qué es lo que representa para los seres humanos, cuáles son los aportes para el cristianismo y mucho más. ¿Interesado? Tal como sucedió con San Jorge y San Judas Tadeo, mencionaremos absolutamente todo. ¡Acompáñanos hasta el final del artículo! ¡Comencemos!

¿Quién fue San Agustín?

El nombre completo de este gran hombre fue Aurelio Agustín, aunque usualmente es llamado Agustín de Hipona. Se sabe que nació en Argelia, específicamente en Tagaste, una localidad ubicada en el norte de África. Los primeros años de vida del santo fueron bastante tormentosos y alejados de la fe cristiana.

Su padre, de nombre Patricio, era un pagano en todas las letras. Mientras que, por otro lado, su madre, de nombre Mónica, sí era católica y le instruyó sobre esta religión. Pero la no creencia de su padre era más fuerte en algunos momentos, impactando considerablemente en el desempeño de su vida diaria.

La intención de su madre era que recibiera el bautismo en su niñez, pero se tuvo que postergar hasta años siguientes ya que era la costumbre de la época. Fue en estos primeros pasos de su vida donde se evidenció la sabiduría que luego lo caracterizaría. Su mente era una mina de riqueza intelectual y fanática de las costumbres del mundo.

Siempre fue un hombre de estudios. Al finalizar la instrucción que le podría proveer Tagaste, partió hacia nuevos horizontes en búsqueda de más conocimientos. Allí fue donde aterrizó en Roma y Milán, en busca de nuevos desafío e instrucción. Se sabe que atravesó un viaje de espiritualidad en la que conseguiría asentar las bases de un alma libre de conflictos y repleta de paz interior. Todo esto gracias a las oraciones y salmos que su madre le fue enseñando y posteriormente afianzó en sus estudios.

Primero se hizo sacerdote, posteriormente un obispo, hasta que alcanzó la fama de cristiano gracias a sus obras más grandes. Es aquí donde logró bautizarse y se consagró como uno de los santos más grandes de todas la historia en la que, a día de hoy, múltiples centros de estudios e iglesias llevan su nombre y promulgan sus conocimientos.

¿Qué cosas hizo San Agustín?

San Agustín fue un influyente directo del pensamiento cristiano y cómo debían ser las prácticas del mismo. Tuvo múltiples discípulos, fue profesor de oratoria y dejó un gran grupo de obras literarias importantes que se usarían como fuentes bibliográficas de entendimiento inherentes a la religión y la fe hacia Dios.

Como filósofo, gozaba de grandes habilidades de pensamiento que fue desarrollando a través del tiempo. Plasmó cada una de sus ideas en múltiples confesiones, en las que incluso se encuentran tiempos de su vida. Algunas de sus enseñanzas hablan de las pasiones juveniles, fiestas y más. Pecados que él cometió y trató de reflexionar al respecto para dejar un mensaje.

cuál es el día de san agustin

Defendió al cristianismo hasta su muerte, articuló el pensamiento de actuación de la iglesia, cuál era su figura en la sociedad, en qué debían estar basados y cómo debía ser tratada por los creyentes como la única religión para acercarse a Dios. Una vez que llegó a ser obispo, logró transmitir sus ideas de forma clara y correcta a los seguidores. Una aptitud que muy pocos líderes de las demás iglesias no poseían y este sí.

¿Cuál es el día de San Agustín?

El día de la muerte de San Agustín, así como el de celebración, coincide. Este es el 28 de Agosto de cada año. Mientras que el año específico en el que murió y logró trascender como un santo, y doctor filosófico de la iglesia, nos lleva hasta el año 430

Cuando se celebra este día, lo primero que se tiene en cuenta es la trascendencia a algo nuevo. Ya que fue lo que transmitió a sus seguidores y en cada una de sus obras. Pasar de una vida que teníamos antes, a algo más importante y que se mantiene en la misma línea de lo que quiere Dios para nosotros como fieles cristianos.

Es el santo patrón de los cerveceros debido al momento de su vida donde el entretenimiento era el principal foco de atención. Sin embargo, no es por esta única razón, sino que logró convertir su vida en algo más. Así que cuando se reza por San Agustín, se pide que se dejen atrás los vicios y los más hábitos. Se puede usar a esta gran figura del cristianismo en oraciones a San Agustín por cambios y conciencia de los malos actos.

¿Qué es el ser humano para San Agustin?

Para San Agustín, el ser humano debe ser racional, pensar con autoridad y tomar decisiones en base al sentido común. Esto es lo que él llama en muchas de sus obras las instancias arbitrales. Dichas instancias no deben ser impulsadas por los sentimientos, sino que han de ser inspiradas y aceptadas por Dios.

Iglesia San Agustin

De este modo, el ser humano, a ojos de Agustín tiene que buscar el entendimiento y la razón mediante Dios. Ya que es la única forma en que este gran hombre predica que se comprende la verdad y cuál es el propósito de cada uno de los humanos en la vida terrenal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *