Oración a la virgen de Guadalupe poderosa

Oración a la virgen de Guadalupe

La Patrona de México ha obrado prodigios y maravillas desde que se mostró por primera vez hace 500 años en Tepeyac. Desde su primera aparición hasta la actualidad sigue cambiando la vida de muchos. 

Tú también puedes recibir las bendiciones celestiales que ella tiene para todos. Lo mejor de todo es que solo se encuentran al alcance de tu voz. Las plegarias siempre son contestadas.

¿Quieres saber cómo orar correctamente a la santa?

Aquí aprenderás a hacer una oración a la virgen de Guadalupe. También vas a encontrar los milagros más grandes realizados por ella demostrando que su poder es real.

Origen del culto a la virgen de Guadalupe

Oración a la virgen de Guadalupe

Los orígenes del culto a la virgen morena se remontan al siglo XVI, cuando apareció por primera vez de forma milagrosa en Tepeyac.

Un indígena llamado Juan Diego caminaba por el mercado de Tlatelolco el nueve de diciembre de 1531. Al pasar por un sitio llamado Tepeyac se encontró a una mujer rodeada de luz intensa. Esta dijo ser la siempre virgen María, y afirmó ser la madre del verdadero Dios.

Según la tradición se cuenta que la santa pidió a Juan que hablara con el entonces obispo Fray Juan de Zumárraga. A él debía pedirle que construyera un templo en ese lugar.

El sacerdote fue incrédulo ante la petición y pidió una prueba del asunto. Pasado esto Juan presenció tres apariciones más, la última y más significativa fue el 12 de diciembre. La virgen le mandó a subir al cerro donde halló rosas frescas, esta flor no crece en diciembre en México; por lo que constituyó un milagro.

Así inició el culto de casi 500 años a la virgen de Guadalupe. En muchas ocasiones se ha dudado de la existencia de Juan Diego y de la historia del origen de las apariciones.

A pesar de las controversias en cuanto al origen del culto, todos concuerdan en que la devoción a la Madre de Dios es parte de la historia de México.

Oración a la virgen de Guadalupe

Nuestra Señora de Guadalupe es una de las figuras principales de la devoción católica en América. Es venerada por millones y es común que se eleven oraciones en busca de su favor e intercesión.

Existen diferentes motivos por los cuales orar a la virgen. Sin embargo, una rápida ojeada a sus principales plegarias nos puede dar una idea de cuales son. A continuación, te dejo un resumen de las solicitudes más populares. 

  • Las causas imposibles: Una invocación desde tu corazón para pedir el favor celestial ante una situación de la cual o veas salida posible
  • Esperanza y ánimo: La virgen es fuente de esperanza, ánimo y amor para aquellos que se sientan desamparados. Estas bendiciones están al alcance de tus palabras al cielo
  • Ayuda en las necesidades: Pídele que te de fuerzas en este mundo agitado, que dé consuelo y ayuda ante las tribulaciones diarias, enfermedades, persecuciones y amarguras

¿Por qué dedicar una oración a la virgen de Guadalupe?

La oración a la virgen de Guadalupe es el refugio de muchos en Latinoamérica. Los creyentes elevan sus plegarias a la madre de Cristo en busca de misericordia. Una gran cantidad de personas elevan la oración a la figura mariana y ella intercede ante Jesús, su hijo. Esta atiende a todos sus fieles creyentes, quienes se sienten acogidos por su poder y amor maternal.

El poder de esta figura religiosa se ha mostrado a lo largo de la historia. Muchos han recibido respuestas a sus rezos de forma personal. Otros presenciaron maravillas hechas por la madre de Jesús. Los cuales quedaron registrados como muestra de divinidad y poder.

Milagros de la Virgen

Oración a la virgen de Guadalupe

Han ocurrido prodigios poderosos atribuidos a la santa. Estos son el resultado del poder de la fe, pues muchos elevaron la oración a la virgen de Guadalupe y fueron escuchados. Algunos de los milagros más destacados fueron los siguientes.

La flecha y la resurrección

Históricamente este es uno de los milagros más famosos de la virgen.

En pleno año de 1531, ya la Ermita había sido construida en Tepeyac. El pueblo de la localidad organizó una procesión para venerar a la virgen de Guadalupe y llevarla hasta su lugar de reposo. 

Había una gran multitud en el evento y un arquero queriendo atraer la atención lanzó una flecha. Esta atravesó la garganta de una persona por accidente y cayó muerta. Ante la trágica situación las personas no supieron reaccionar y solo llevaron el cuerpo ante la imagen de la santa. Acto seguido la persona abatida resucitó y la flecha fue retirada sin dejar marca ni herida.

La calma de calamidades:

En el año 1736 México pasó por duros momentos. Una terrible epidemia de fiebre tifoidea arrasaba la nación y ya había reclamado cuarenta mil vidas. Un gran terremoto y el azote de huracanes hacían parecer que las desgracias iban en aumento. 

A diario morían cientos y hasta miles de personas. Ante esta situación el arzobispo le dedica una oración a la virgen de Guadalupe (una novena). Esta no fue respondida y los males no cesaron hasta que la santa fue nombrada Patrona Principal de la Nación. Después de este suceso todas las desgracias se calmaron y no hubo más fallecidos.

Náufragos a salvo:

En el año 1751 naufragó un barco llamado El Gavilán ante una gran tormenta. Los marineros que lograron quedar con vida afirmaron que la virgen de Guadalupe se les apareció para guiarlos hasta la orilla. A su paso se calmaba el mar y se sentían seguros y acogidos. 

La epidemia mortífera:

México fue azotado por una gran epidemia mortal en 1554. Esto cobró la vida de más de doce mil personas. Frente a tal situación y sin posibilidad de cura, una oración a la virgen de Guadalupe fue elevada. Desde el convento de Tlatelolco hasta el santuario principal, todos elevaban sus plegarias. Se dice que al día siguiente la epidemia cesó.

Ilesa ante la destrucción:

En el año 1921 una persona dejó una bomba frente a los pies de la imagen de la virgen de Guadalupe, al explotar arrasó con todo a su alrededor. Solo la figura de la virgen quedó en pie sin un solo rasguño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.