Mateo 7: significado y explicación

Mateo 7

Para las frases bíblicas más conocidas, los versículos dentro de Mateo 7 siempre han dado mucho material incluso fuera del Evangelio practicante. Este es un capítulo que está ubicado en la parte del Nuevo Testamento, y que es bastante transmitido por los muchos predicadores.

Las enseñanzas que se imparten en este versículo se dirigen más que todo a las acciones que deben tener los discípulos fieles. Los mismos serán capaces de ser reconocidos por Jesús y podrán entrar al Reino de los Cielos, para lograr la vida eterna.

Sigue leyendo para que sepas más sobre el contenido de Mateo 7.

Mateo 7
Mateo 7

La importante enseñanza de la viga y la pelusa

En esta parte del versículo de Mateo 7 se habla de que las personas o creyentes no deben juzgar a los demás. Todos aquellos que hagan juicios, serán juzgados de la misma manera en que ellos lo hacen y medidos con la misma medida.

No se debe prestar atención a las fallas y errores del prójimo, sobre todo cuando nosotros mismos cometemos muchos actos no correctos. El versículo dice “¿Cómo te atreves a decir… déjame sacarte esa pelusa en tu ojo, teniendo tú una viga en el tuyo?”

Se les llama hipócritas a todas las personas que viven más atentas a la vida de las personas ubicadas a su alrededor. Se les ordena claramente que se ocupen de sus asuntos primero, al decir “sácate primero la viga que tienes en el ojo”

También se aconseja que no hay que decir todas las cosas buenas que nos suceden a todas las personas a nuestro alrededor. Hay que apreciar las bendiciones que entrega a Dios desde la reserva y el silencio, sin tener que abanderarlas y presumirlas tanto.

En Mateo 7 también se aconseja que es necesario pedirle a Dios para poder conseguir todas las mejores bendiciones de su bondad. Dice explícitamente “pidan y se les dará: busquen y hallarán”, fomentando a la Fe hacia la gloria de Dios por su gracia.

Todo aquel fiel podrá tocar las puertas y todas se le abrirán, sólo se trata de buscar las bendiciones que se necesitan. El Padre, que es completamente bueno, será capaz de dar cosas magníficas a sus hijos, mucho más que los hombres con hijos.

Se tiene que entrar por la puerta angosta, ya que por la puerta amplia entran todos, esto diferencia los caminos de esfuerzo. Los que quieren facilidad entran por la amplia, pero la angosta es la salvación.

Lo que dice Mateo 7 sobre el árbol que se conoce por los frutos que da

En Mateo 7 se advierte, como en muchos otros versículos, a que se tenga cuidado con los falsos profetas que pueden engañar. Muchos de ellos tendrán un aspecto confiable y amable, pero sólo causarán daños a quienes confíen en ellos con inocencia e ignorancia.

Se hace la gran diferencia de aquellos que tienen un aspecto de oveja, pero que por dentro son lobos feroces al acecho. La forma más honesta y rápida en que se pueden reconocer es por los frutos que reciben de todas sus acciones realizadas.

Cuando un predicador es capaz de transmitir muchas palabras, pero en la práctica no tiene resultados, es un lobo disfrazado de oveja. En el texto se dice que todo árbol bueno será capaz de dar excelentes frutos, lo que resume perfectamente todo lo explicado.

Los árboles que no son buenos, no son capaces de dar los buenos frutos, lo que se aplica para todas las personas. Incluso fuera del Evangelio, una persona sólo es capaz de demostrar lo que vale a partir de los beneficios y resultados obtenidos.

Esta es otra de las enseñanzas tan importantes dentro de Mateo 7, y que se aplica en muchas cosas y muchos lugares. El Cristianismo ha sido una de las formas de aprendizaje más esparcidas y que han enseñado buenas bases de moralidad y valores.

También se menciona que “el árbol que no da frutos se corta y se echa al fuego”, para desechar a la inutilidad. Siempre hay que enfocarnos en buscar los mejores resultados de las acciones realizadas, para sí recibir las mejores bendiciones por nuestro esfuerzo.

Este consejo es para que seamos más conscientes del mal que nos acecha a diario y del que tenemos que cuidarnos consecuentemente. Muchas personas son falsas y dañinas, por lo que hay que evitarlas con rapidez.

La casa edificada sobre la roca

Por último, en Mateo 7 también se menciona que todos los fieles que accionan según la voluntad del Señor, serán los recompensados. Aquí se diferencian de aquellos que sólo son creyentes fieles de palabra y no de corazón y que serán ignorados por Dios.

Todos aquellos que más que escuchar la palabra son capaces de practicarla, son los inteligentes que edifican su casa sobre la roca. Se refiere a que aquellos que más que ser creyentes pasivos, obran y accionan, se preparan para entrar en el Reino celestial.

Dicha casa será capaz de soportar cualquier tempestad y tormenta, pero seguirá en pie ante cualquier adversidad  posible que se pueda presentar. Significa que todos los trabajadores de la palabra tienen las herramientas para resistir cualquier problema, porque cumplen los designios de la palabra.

Por su parte, los que sólo oyen las palabras sin ponerlas en práctica, es como el que construye la casa sobre arena. En Mateo 7 se explica fielmente que no podrá enfrentar nada que se le presente, porque dicha casase derrumbará en su totalidad.

La intención principal de estos aprendizajes es que la persona debe ser capaz de aplicar los conocimientos que adquiere en el Evangelio. Así fundamentará todos sus proyectos bajo la palabra de Dios y los mismos resistirán cualquier ataque del enemigo que pueda presentarse rápidamente.

El último párrafo explica que los discípulos, a escuchar estas palabras, notaron la presencia de autoridad de Jesús y el poder manifestado. No hablaba como los hombres de leyes que se conocían, y que tenía un gran modo de enseñar la palabra que impartía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.