San Marcos Evangelista

San Marcos Evangelista fue un judío oriundo de Jerusalén, hijo de la viuda belenita María y primo de Bernabé (figura importante de la Antigua Iglesia), quien lo inició en su camino evangélico.

En la época del Nuevo Testamento era natural que una misma persona tuviese el nombre con que le conocían sus familiares y amistades, es decir, el de su nacimiento, pero que incorporase otro para su trabajo y la vida pública.

Su nombre originalmente era “Juan” pero tenía por sobrenombre “Marcos”.

Es por ello que se lo puede encontrar en muchos documentos como “Marcos el Evangelista” o por la combinación “Juan Marcos”.

San Marcos Evangelista

¿Como fue la vida de Marcos el Evangelista?

Fue discípulo, en primer lugar, de Pedro con quien estuvo en Roma. De hecho, San Pedro cuando hacía referencia a él, lo hacía como “mi hijo” (1P 5,13).

Más tarde fue discípulo de Pablo de Tarso, pero no llegó a serlo de Jesús.

Marcos en su Evangelio describe a Jesús como un Mesías que sufre y no como un ser victorioso que desea el camino de la gloria y del éxito, sino como quien elige el sendero de la humillación y de la cruz.

El Evangelista relata que a Cristo no le interesan la popularidad ni el mérito, sino, muy por el contrario, adopta el camino de la humildad y el abatimiento.

En sus escritos afirma que Jesucristo es Hijo de Dios, y para sustentarlo narra especialmente los milagros que realizó.

Fundó en Alejandría su escuela cristiana (vista también como pagana), una iglesia y se convirtió en su primer obispo.

Como murió San Marcos?

Hay dos versiones de su muerte: la primera es que falleció mártir en el año 68 AD aproximadamente, ya que no existen escritos fehacientes que sustenten este dato en Alejandría. Y la segunda versión circulante es que su desenlace fue por muerte natural.

Como dato de la primera versión dicen que fue arrastrado con una soga al cuello por las calles de Alejandría, encerrado en la cárcel y torturado hasta matarlo.

En Venecia lo honran y veneran, lo han adoptado como su patrono y se construyó en ese lugar la basílica que lleva su nombre, donde descansan los restos mortales que se han podido rescatar y preservar  y donde se resguardan sus reliquias.

 

Características del Evangelio

San Marcos Evangelista
Evangelio de San Marcos 9, 2 10

 

San Marcos redactó su Evangelio en griego (posiblemente en Antioquía) de manera contundente, sencilla y potente, aunque se desconoce si llegó a terminarlos por diferencias destacadas entre los primeros capítulos y los últimos.

De esta escritura se desprenden las características del público a quien estaba dirigido, que eran quienes profesaban la fe cristiana y paganos (recordemos su origen judío).

Su Evangelio no sólo transmite teología, sino también historia. Aún es un tema de controversia la fecha en que lo redactó, se estima que fue 60-70 AD aproximadamente.

El Evangelio de Marcos marca desde el principio su tema principal diciendo “Principio del evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios“.

Se enfoca principalmente en los actos de Jesucristo, resaltando la misión del servicio a Dios y de dar su vida en rescate por muchos  – Marcos 10,45.

Casi la mitad de su Evangelio ocupa la ultima semana en la vida de Cristo, su tema principal es el sufrimiento, muerte y especialmente importante la resurrección, como testimonio de la divinidad del Señor.

El Evangelio sinóptico de Marcos

Hay varias versiones en torno a la escritura del Evangelio de San Marcos. Una de ellas es que, tras la muerte de Pablo y Pedro, Marcos compiló por escrito lo que habían predicado ellos, usando como fuente sus vivencias, recuerdos y la predicación de Pedro.

Esto es porque en el mismo no hay narrativas cronológicas que evidencien precisión de los lugares, lo que denota falta de conocimiento de la geografía de Palestina.

Si comparamos con los demás evangelios ( Mateo, Lucas y Juan), el de San Marcos es más  breve, ya que cuenta solamente con dieciséis capítulos.

Según estudios teológicos, el evangelio de San Marcos fue el primero de los llamados sinópticos, y se supone que fue fuente de los otros dos (Lucas y Mateo)

Al ser más sencillo, sus páginas no están envueltas de detalles espirituales o teológicas. De hecho, si bien su escritura está enmarcada en un griego común o vulgar y modismos, con algunas palabras latinas.

Esto es lo que envuelve un estilo peculiar: directo y conciso, desde la óptica de relator de las vivencias de los apóstoles mas cercanos a Jesucristo.

 

Los relatos de la Profecías y los milagros, según Marcos

Marcos relata en su Evangelio diecinueve profecías de Jesús acerca del Mesías, de las cuales ocho están proclamadas en el Antiguo Testamento y once lo fueron por mismísimo Jesús.

Además, describe veintitrés milagros ejecutados por Jesucristo, entre los que podemos destacar la curación de la suegra de Pedro, de un leproso, de un paralítico, de un sordomudo y de un ciego.

También describe cuatro exorcismos realizados por Él y una resurrección.

Este Evangelio se divide en dos partes, en principio las predicaciones de Jesús, pero no de sus primeros años, sino del último de su vida.

La segunda parte hace referencia a la celebración de la Pascua de Jesús con sus discípulos y el desenlace de este acto: detención, crucifixión seguida de su muerte y el milagro de la resurrección.

Claramente el punto principal de esta narrativa nos envuelve en los milagros que llevó a cabo Jesucristo, como el Mesías, nuestro salvador, al mismo tiempo que era rechazado por los hombres de la época.

Iconografía de San Marcos

El símbolo que lo representa: el león alado.

San Marcos Evangelista

En referencia al mismo podemos encontrar que San Agustín y San Jerónimo lo han nombrado y ha hechos referencias, aludiendo que San Marcos, en su capítulo inicial, habla de Juan el Bautista en el desierto donde el león es el rey.

Hoy podemos apreciarlo como escudo en varias obras que están expuestas dentro de la Basílica de San Marcos.

Es considerado patrono de los notarios y de los abogados.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *