San Juan

Conocido por su fe, humildad y devoción por Dios, mediante la exposición doctrinal de la iglesia, San Juan es un santo popular en la cultura cristiana. Fue beatificado y canonizado por el papa Juan Pablo Seguro, otorgándole una fiesta que se celebra el 9 de diciembre. Nació en 1474 a unas 15 millas del norte de la ciudad de México. Se le considera un gran trabajador agrícola, fabricante de colchonetas y un gran trabajador del campo. Nació en un estado de pobreza considerable, en el que la sociedad se encontraba separaba por clases.

A lo largo de su vida, y durante su trayectoria como un ferviente servidor de Dios y sus palabras, se le aclamó por permanecer fiel a sus ideales. Su actitud respetuosa y amable ante la figura de la Virgen María, le otorgó reconocimiento. Su amor eterno por su tío enfermo, lo mantuvo aferrado a la idea de que Cristo y Dios lo salvarían.

San juan vivió en una cabaña al lado de la iglesia construida en honor a María, donde cuidó de los peregrinos que se acervan a su santuario. Todavía se puede ver en la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe. Su existencia, que había sido cuestionada por católicos, y los que no eran católicos, fue confirmada por el vaticano. Confirmándolo como uno de los grandes patrones y santos de la historia.

San juan

A lo largo de su impacto en la sociedad, se le han atribuido numerosos milagros siendo uno de los santos más populares e importantes de México. Por tanto, a continuación, si quieres saber más sobre el Santo Juan, quién fue y cuál fue su conexión con la virgen maría, te recomendamos que te quedes con nosotros. ¿Quieres saber más? Como de San Isidro, ¡Acompáñanos hasta el final del artículo! ¡Comencemos!

¿Quién fue San juan?

San Juan Diego, oriundo de México, de la Zona de Cuautitlán, específicamente del año 1474. Mientras que fue canonizado del 31 de julio del 2002, y su festividad se celebra el 9 de diciembre con gran fervor y alabanza.  La verdad es que se sabe muy poco sobre los comienzos de San Juan, cuyo nombre original era Cuauhtlatoatzin. Lo que significa ‘el águila parlante’.

En los registros y las informaciones que se tiene sobre el santo, se le describió como un hombre pobre, pero quizás se refiera más al ámbito espiritual. Lo que sí se ha sugerido que en realidad San juan era un príncipe azteca importante. Se encontraba casado, pero no tenía hijo ni descendiente. Al cumplir los 50 años, tanto él como su esposa, se encontraban entre los primeros indígenas en aceptar el bautismo. Algo importante en la época, donde ser indígenas implicaba tener sus propios dioses.

Una vez se introdujo el cristianismo a México, a través de los conquistadores y misioneros españoles, Juan Diego fue uno de los pioneros en convertirse a esta nueva fe.

Historia de San juan

Tras la temprana muerte de su padre, Juan Diego fue a vivir en la casa de sus tíos. Esto fue a una edad de tan solo tres años, se crio de acuerdo con la religión pagana azteca. Aunque siempre mostró signos de tener un sentido místico de la vida. También de tener una incredulidad ante las palabras de sus familiares.

Una de las acciones por la que se le suele recordar a San Juan es por las obras en nombre de la religión que realizó en las personas a su alrededor. Sobre todo cuando el único familiar que le queda como figura de autoridad, enfermó. Esto lo llevó acercarse con la Virgen María a través de visiones.

El 9 de diciembre de 1531, San Juan tenía prisa por llegar a Misa y celebrar la fiesta de la inmaculada Concepción. Sin embargo, fue detenido por la hermosa vista de una mujer radiante que se presentó a sus alrededores. En su lengua nativa, recitó ‘Santa María siempre perfecta, que tiene el honor de ser la madre del Dios verdadero’.

San Juan Diego

San Juan y la Virgen María

Según cuenta la tradición, San juan experimentó su primera visión el 9 de diciembre, tal como se mencionó anteriormente. Se le encontró, y ella le habló en su lengua natal, pidiéndole que le dijera al obispo local que construyera un santuario en la colina. A pesar de las insistencias de San Juan, el obispo no creyó en la historia del santo, pidiéndole pruebas de la existencia y aparición de María.

Unos días después, el 12 de diciembre, mientras se encontraba en la búsqueda de un sacerdote para administrar los últimos ritos a su tío, María se le apreció nuevamente a Juan Diego. Este último no dudó en contarle que no le creían, a lo que ella procedió a indicarle que recogiera rosas y la llevara al obispo como una señal. También, María le dijo a Juan que su tío, quien se encontraba muy grave, se recuperaría de sus dolores.

En el trayecto, San juan encontró muchas rosas en la colina a pesar de que era invierno. Cuando abrió la capa mientras aparecía ente el obispo, cayendo docenas de rosas y haciendo visible la imagen de María en el interior de la capa. Una vez mostrada la prueba, el obispo ordenó que se construyera una iglesia en la colina en honor a la virgen María. Y como si no fuese poso, al regresar a su casa, el santo encontró a su Tío en un estado de salud bastante mejor.

Muerte de San juan

Juan diego murió en el año 1548, siendo canonizado hasta el año 2002 por el papa Juan pablo II. Este tuvo que viajar a la ciudad de México, específicamente a la basílica de Nuestra señora de Guadalupe, para presidir la ceremonia. Se le describió a Juan diego como un buen cristiano, a quien la gente sencilla siempre ha considerado un santo por su devoción y fidelidad hacia Dios. Desde entonces, se le acompaña en la iglesia para su peregrinación en México, para que la experiencia pueda ser más evangelizadora y más misionera cada día.

San Juan quién es

La capa impresa de San juan se ha conservado perfectamente desde 1531 hasta la actualidad. La ‘basílica de Guadalupe’ en la colina de Tepeyac, que se ha convertido en uno de los santuarios católicos más visitados del mundo por los cristianos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *