San Bernardo

San Bernardo o Bernard de Fontaine nació en la región de Borgoña en el año 1090 y murió en el año 1153 en la Abadía de Claraval .

Este Padre de la Iglesia fue un monje cisterciense, muy influyente en su época tanto en aspectos religiosos como políticos y participó de la discusión de principios doctrinales de la Iglesia.

Entre sus contribuciones más destacadas su mencionan la expansión de la Orden del Cister, con una vida monástica contrapuesta a la opulencia de Cluny, la difusión del canto gregoriano y la construcción de la tradición mística que perdura hasta el día de hoy.

Fue canonizado en 1174 por el Papa Alejandro III como San Bernardo de Claraval, y declarado Doctor de la Iglesia en 1830 por el Papa Pío VIII, en honor a su predicación fue llamado doctor melifluo (doctor boca de miel) .

San Bernardo

 

 

¿Quién fue San Bernardo?

Bernardo nació en una familia de la nobleza al servicio del Duque de Borgoña, sus padres fueron Tescelin el Rojo y Santa Adele de Montbard.

En su niñez, fue formado en la fe católica y tenía una gran personalidad, vivaz y alegre.

La historia cuenta que estando en una Misa, Bernardo se quedó dormido, y en esas circunstancias tuvo una visión de la Virgen María con el Niño Jesús, en ella Nuestra Señora le pedía amor incondicional hacia ella y su hijo, y que hiciera que muchos amaran a Cristo.

San Bernardo
La Aparición de la Virgen a San Bernardo – Museo del Prado

 

Este hecho marcó la vida del santo para siempre, y lo conmovió de tal forma que abandonó los placeres mundanos y decidió retirarse al convento de Citeaux.

Decidido a ser monje a la edad de 23 años, ingresó a la orden cisterciense y comenzó la vida monástica de formación religiosa.

Durante esos años Bernardo  predicó tan fervorosamente su fe que logró que muchos de sus familiares y amigos lo siguieran, así que en el año 1115 y por orden de San Esteban Harding, abad de Citeaux, San Bernardo funda un nuevo convento en Claraval, adonde trasladó a todos sus fieles seguidores.

A partir de allí, la fama de Bernardo fue tal que su comunidad creció rápidamente, con lo que continuamente se creaban nuevas capillas y conventos para albergar a nuevos monjes, llegando durante toda su vida a fundar más de trescientos.

La vida monástica que inició el santo era un régimen de austeridad y sacrificios, en contraposición con los excesos de los cluniacenses, y una critica a éstos, plasmada en su escrito de 11214 Apología a Guillermo donde dice:

“La iglesia relumbra por todas partes, pero los pobres tienen hambre. Los muros de la iglesia están cubiertos de oro, pero los hijos de la iglesia siguen desnudos. Por Dios, ya que no os avergonzáis de tantas estupideces, lamentad al menos tantos gastos.”

La influencia política y religiosa de San Bernardo

Siendo abad de Claraval la fama de Bernardo creció, su forma de manejar el monasterio, de predicar y de exponer sus ideas atrajeron la atención de las altas jerarquías de la Iglesia Católica.

Es considerado uno de los hombres más influyentes de la Europa del Siglo XII.

Entre las acciones en las que participó activamente esta la organización de la Segunda Cruzada contra los musulmanes, encargada por el Papa Eugenio III.

Bernardo predicó en Francia entregando la Cruz de la Cruzada al rey Luis VII y en Alemania donde hizo lo propio con el emperador Conrado.

La fama de la Santidad de Bernardo era precedida por sus milagros, en tierras alemanas, curó, en un solo día, nueve ciegos, diez sordomudos y diez paralíticos.

La Segunda Cruzada fue un fracaso y según San Bernardo esto se debió a que los caballeros que participaron en ella fueron pecadores durante la campaña, lo que lo impulsó a crear órdenes militares de hombres creyentes y piadosos, así nace la Orden de los Templarios, cuyas reglas el escribió personalmente.

La defensa de la Iglesia y del Papado.

San Bernardo combatió el cisma del antipapa Anacleto II, en la lucha por la titularidad de Papado, luego de la muerte de Honorio II en 1130.

La elección papal consagro a Inocencio II,  pero con la influencia de la sociedad romana también se proclamó papa a Anacleto II.

Este cisma fue resuelto en gran parte por las acciones de Bernardo que tejió alianzas políticas y religiosas durante ocho años viajando por toda Europa para lograr por fin que se instaurara a Inocencio II como legítimo Papa.

 

La predicación de San Bernardo

La oración y la devoción por la Virgen María fueron los pilares de su prédica.

San Bernardo estudió los Santos Evangelios y los escritos de otros padres de la Iglesia para elaborar los principios básicos de la mística religiosa, que son la base de la fe católica.

La nueva forma de espiritualidad que el proponía eran imitación de la vida de Cristo, formas austeras y servicio a la humanidad, cuyas ideas fueron especialmente desarrolladas en los escritos de San Pablo.

San Bernardo propone una unión con Dios desde el amor, cuestión que plasma en sus obras y sermones.

Amor a la Virgen María

San Bernardo

San Bernardo fue el autor de bellísimos sermones y oraciones sobre la Madre de Dios que él mismo aclamaba con gran pasión en el pulpito.

Es el autor de la hermosa oración Memorare que dice

Acuérdate,
¡oh piadosísima, Virgen María!,
que jamás se ha oído decir
que ninguno de los que
han acudido a tu protección,
implorando tu auxilio
haya sido abandonado de Ti.

Animado con esta confianza,
a Ti también yo acudo,
y me atrevo a implorarte
a pesar del peso de mis pecados.

¡Oh Madre del Verbo!,
no desatiendas mis súplicas,
antes bien acógelas benignamente. Amén

De quién es Patrono San Bernardo?

Su santoral se conmemora el día 20 de agosto.

Es el santo patrono de Gibraltar y de Algeciras.

San Bernardo es también el patrono de los trabajadores agrícolas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.