Oracion diaria a la divina providencia

La oración diaria a la divina providencia es una plegaria sencilla que se puede moldear de acuerdo a nuestras necesidades y solicitudes. Se puede emplear tanto para pedir trabajo, salud, dinero, abundancia y felicidad. A continuación, te mostramos cuál es la más común:

oración diaria a la divina providencia

Oración diaria a la divina providencia

¡Oh Divina Providencia!

Concédeme tu clemencia,

por tu infinita bondad,

arrodillado a tus plantas,

a Ti portento de toda caridad,

te pido por los míos casa, vestido y sustento.

Concédenos la salud,
llévanos por buen camino,

que sea siempre la virtud
que guie nuestro destino.

Tú eres toda mi esperanza,
eres el consuelo mío,

en Ti creo, en Ti confío.

Tu Divina Providencia
se extienda a cada momento

para que nunca nos falte
casa, vestido, sustento

y los Santos Sacramentos
en el último momento.

Amen

Las oraciones dedicadas a la divina providencia son plegarias fuertes en la que se busca cumplir la voluntad de Dios. Se puede realizar en cualquier situación de nuestra vida, ya que es un canal de comunicación efectivo para encontrar la Gloria de Dios y su Hijo. Mediante este rezo dejas en sus manos lo que sucederá en el resto del día, ya que se ha previsto y se encuentra dentro de los gloriosos planes de Dios. Es una forma hermosa de aceptar que ya todo lo que se te sucede se encuentra escrito de acuerdo a la infinita sabiduría de Dios.

Los verdaderos cristianos debemos orar día y noche para comunicarnos con Dios. Él quiere escucharnos para recompensarnos por nuestra devoción absoluta, sobre todo aquellos hijos que persiguen su sendero. La oración diaria a la divina providencia se ha incorporado a la gama de rezos que se hacen en las iglesias. Se emplea para otorgar bendiciones a los presentes y alabar la presencia de Dios en los corazones de sus seguidores.

Sin embargo, no es necesario que vaya a una iglesia para poder usar la oración. Basta con encontrar un lugar tranquilo, donde puedas concentrarte y entres en reflexión profunda. Cierra los ojos, piensa en lo que quieras en tu vida y luego solicítale a Dios que te lo entregue. Aquellos que elijan a Dios sobre todas las cosas, presenciarán la gracia del Señor y su amor infinito. La divina providencia hará que se cumpla voluntad de Dios, siempre y cuando no vayas en contra de los órdenes y le otorgues obediencia absoluta.

oración diaria a la divina providencia rezos

¿Por qué rezar la oración diaria a la divina providencia?

En nuestra vida estamos expuestos a muchos males y obstáculos que hacen dudar nuestra fe en el señor. Sin embargo, las oraciones son medio de alabanza en el que afirmamos que Él es el más grande todos los tiempos y todo lo que se hace es por voluntad del Señor.

Así que, en un momento dado, nuestra salud se verá comprometida por múltiples afecciones, la seguridad de nuestra integridad por personas que quieren hacernos daños e inestabilidad tanto laboral como económica que nos entierra en situaciones de angustia.

Rezar la oración diaria a la divina providencia es una forma de comunicarle a Dios lo que nos sucede y lo que queremos que se resuelva. Si entablamos una relación de confianza plena, donde el Señor y nosotros hablemos mutuamente, seremos recompensados con la solución de los problemas que nos agobian. El verdadero cristiano debe orar día y noche para ser bendecido. Aquél que no encuentre la presencia de Dios no será bendecido con la gracia eterna y el manto sagrado del Señor.

Y es que de hecho, teniendo en cuenta los males del mundo, y los demonios de Satanás que hay en la tierra, debemos hacer la oración diaria a la divina providencia para crear un escudo protector. Las vibras negativa y la envidia que hay en el mundo, nos asechan constantemente. Si queremos estar sanos, fuera de maldiciones y otras energía negativas, como la envidia, debemos usar la oración de la divina providencia en nuestro día a día. Es a través de la gracia y gloria de Dios donde todos los males se alejarán por completo.

¿Cuándo usar la oración diaria a la divina providencia?

En realidad, la oración es una alabanza que debe ir acompañada de las solicitudes que quieras hacer. Por lo que, cuando te encuentres rezando a la voluntad de la divina providencia, tienes que incluir plegarias al Señor Padre. Por ejemplo, puedes pedir a la divina providencia que eleve a Dios nuestras plegarias de conseguir sustento económico en la casa, para mantenerla en buen estado. Recuerda dar las gracias por todo lo que tienes, por lo que te ha otorgado, y para que no te falte nunca la salud. Así como suplicarle que la entrada económica que mantiene a la casa y a tus seres queridos, nunca falte.

Asimismo, la oración diaria a la divina providencia puede ir dirigida a dar gracias y elevar el nombre de Dios a lo más alto. No necesariamente tiene que ser una solicitud, sino alabanza por lo que representa Dios y lo que te ha dado. Dar gracias por cumplir la voluntad de Dios en nuestras vidas, dedicada a la sabiduría del Señor al guiarte por los buenos caminos y alejarte de los vicios que asechan la tierra.

La oración diaria a la divina providencia igualmente se puede dirigir a encontrar un trabajo, o que no falte el buen trabajo que sea el sustento de nosotros y nuestra familia. Elevando las oraciones al cielo, Dios escuchará nuestras plegarias para que las condiciones de trabajo mejoren. En el caso de los proyectos o negocios que tengas en marcha, a través de la divina providencia puedes pedirle a Dios que lo haga prosperar.

oración diaria a la divina providencia usos

Por último, la solicitud a la divina providencia puede ir dirigido a los enfermos, quienes más lo necesitan. Si moldeas la oración diaria, mediante plegarias para que sanen los enfermos, Dios pondrá su manto sagrado en los más necesitados. Hazlo con una devoción sincera, pensando en la persona que desees que sane. Termina con una alabanza al nombre de la Divina Providencia y en nombre que la voluntad que tenga en cada uno de los seguidores de Dios, se cumpla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.